2022-01-03 19:34:33

Actriz Ariana Álvarez: No sé la causa de que los directores no me soliciten; ya son seis años sin actuar (3/4)

(...) La radio es una escuela y todos los días se aprende algo nuevo. Se habla de todo tipo de temas, crece el bagaje intelectual, interactúas con profesionales diversos. A mí me encanta la música y ahí estás constantemente conociendo compositores, intérpretes, números, géneros, instrumentos musicales, eventos. Domino términos muy propios de este medio tan popular.

Hago radio desde los 15 años, así que la radio es mi casa. Me ha servido para adquirir confianza en todos los otros espacios que realizo como presentadora, sea Festivales de Jazz, del Habano, centros nocturnos como el Café concert Gato Tuerto, donde llevo una década e incluso en la propia televisión.

Y es que todos los actores no pueden ser conductores. Esa facilidad para improvisar, esa charla amena y sensata, esa cultura que se requiere para salir adelante ante cualquier tema, no son comunes, aunque nuestra Ariana las tenga incorporadas en su piel.

Soy egresada también de Ciencias de la Información en la Universidad de La Habana, carrera que me brindó los instrumentos necesarios para enfrentar una cámara y un micrófono con soltura y certeza en lo que se hace. Yo adoro esa profesión.

Sé que muchos ahora rehúsan hablar de la dura realidad que vive el cubano ¿te animas a compartir con nosotros tu sentir?

Hace mucho tiempo que abogo por la paz, interna y externa. No quiero con mi opinión provocar discordias ni de un lado ni del otro, pero lo cierto es que la vida actual es en extremo complicada; no es un secreto, la vivimos. Los artistas no estamos exentos de eso. En estos dos años de pandemia, muchos de nosotros hemos utilizado las redes sociales.

No es para nada fácil estar encerrada en cuatro paredes, máxime cuando sabes que una pandemia asola no a tu país sino al planeta y que la cifra de fallecidos iba en aumento, fallecidos que te tocaban de cerca en algunos casos.

Esa situación te trastoca, te hace sentir insegura en todos los aspectos. Yo pensé en un momento en que estaba volviéndome loca y comencé a incentivar mi hábito de lectura, cambié de un lado para otro los muebles y… ¡me volqué en las redes sociales!

Así conocí a miles de personas muy bonitas y otras muy feas, esas son mayormente las que confunden al artista con la persona que es; creen que nosotros vivimos en una burbuja y no tenemos los mismos problemas, las mismas carencias del resto del pueblo cubano. Y sabes que no es así. Tenemos exactamente las mismas problemáticas.

Nuestra situación, la de todos los cubanos, es complicada, triste, muy difícil. Hay mucho mucho mucho desamor, mucha falta de sentido común, mucha desunión. Hay un montón de cosas con las cuales no me siento feliz, a gusto.

No obstante y aunque parezca paradójico, esta pandemia me ha enseñado a que hay que reinventarse, a ver lo positivo en la más negativa de las situaciones. Es un ejercicio mental, no se logra fácilmente pero el que lo consigue ve cómo su salud mejora.

La COVID ha golpeado al mundo, pero es que además nosotros tenemos otros motivos que impiden que la gente sonría como antes. La situación económica es muy mala pero yo confío en el mejoramiento humano, yo quiero confiar. Me niego a pensar que todo está perdido ¡me niego! Tiene que aparecer una luz al final del túnel. Tenemos que estar mejor, todos, incluidas las personas “feas” que agreden y ofenden.

¿Desde la interpretación puedes influir en que seamos mejores seres humanos?

Los artistas somos personas sensibles que, por lo general, entendemos todo lo que nos rodeam incluso, buscar respuestas, buscar los por qué. Eso te hace un mejor ente social. Yo creo que la sensibilidad tiene que ver con la nobleza. Así que mi respuesta es sí: los artistas podemos influir de una manera positiva.

¿Paradigmas para ti en el arte?

Son muchos. En la conducción, Consuelito Vidal y Germán Pinelli: profesionales completos, excelentes comunicadores, creadores, actores ¡siguen vivos!

En la actuación, hay un montón, artistas con los que trabajé. Dos de ellos que ya no están son Alina Rodríguez y Enrique Molina. Rogelio Blaín para mí era una persona muy especial. Hay muchos más que añoro como Adria Santana.

Hay otros con los que me gustaría compartir escena: Luis Alberto García, por ejempl, actor completo, muy inteligente, alto nivel cultural. Me fascinan Laura de la Uz, Isabel Santos y Yuliet Cruz.

Todos ellos me impulsan a crecerme, a ser mejor cada día. En nuestra profesión nunca se sabe todo. Además, nosotros podemos aprender de todo el mundo, de las personas más humildes, jóvenes o ancianos. Yo aprendo hasta de los niños.

En estos momentos ¿cuál sería tu mayor anhelo?

Una cura definitiva para esta horrible pandemia que nos ha tenido en jaque por dos años; una cura para todas las cepas habidas y por haber. Sueño con más amor, unión para el planeta, para todos. El mundo se merece ser mejor



Comments

No comments yet!


Comment