2021-09-07 11:37:37

En medio de una crónica escasez de combustible, el chavismo mantiene sus envíos a Cuba.

Las cifras de envíos siguen estando por debajo de lo pactado entre los dos regímenes.

#DDC #Venezuela #Combustible


Salvo en Caracas, en el resto de Venezuela la crisis del combustible ha pasado de aguda a crónica. Son ya largos los meses en que, a la falta de gasolina, que se hizo notable desde marzo de 2020, se sumó este año la ausencia del diésel, gasoil para los venezolanos, y necesario para el agro y el transporte de carga.


El chavismo ha colocado una serie de medidas restrictivas para, a su modo de ver, organizar el racionamiento. En algunas ciudades, como Barquisimeto, muchas colas deben hacerse a 300 metros o más de las vacías estaciones de servicio. En otras tantas se prohíbe que la gente pernocte en las inmediaciones. En algunos casos las colas se hacen por el último número de la chapa del automóvil.


A fines de junio, el ministro de Petróleo Tareck El Aissami, quien durante varios años dirigió el aparato de inteligencia del chavismo, aseveró que en julio se acabarían las colas por la falta de gasolina. Este anuncio solo tuvo efecto en la generación de memes en las redes sociales. Los venezolanos drenan con humor negro la difícil situación.


En agosto, por su parte, el propio Nicolás Maduro abordó el tema y dijo que a final de año estará normalizado el suministro. Ni El Aissami ni Maduro aclararon, sin embargo, cómo ocurrirá esto, si será con importaciones de Irán, como se hizo en 2020, o con la plena reactivación local.


Mientras los venezolanos invierten entre dos a tres días en una cola, o pagan la gasolina hasta en cinco veces su valor más alto (a mitad de 2020 el chavismo dolarizó la gasolina, colocando en medio dólar cada litro), el régimen de Maduro persiste en enviar combustible a Cuba, lo cual a juicio de sindicalistas del sector petrolero agudiza la crisis interna.


Iván Freites, secretario de profesionales y técnicos de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela, confirmó a DIARIO DE CUBA que "el 50% de la producción de gasolina y diésel se va para Cuba". Se trata obviamente de una decisión política.


Antes de que el chavismo llegara al poder, en 1999, la otrora poderosa Petróleos de Venezuela (PDVSA) no solo figuraba en los rankings de las mayores petroleras del mundo, sino que garantizaba una producción diaria de 3,1 millones de barriles. El país entonces exportaba crudo y refinados y tenía una gasolina absurdamente barata en el mercado interno.


De acuerdo con la firma global Platts, dedicada a evaluar el mercado petrolero, en este mes de agosto Venezuela escasamente produjo 520.000 barriles diarios de crudo.


En relación con los combustibles, según Freites en agosto se produjeron "entre 20.000 y 70.000 barriles de gasolina al día". La producción no es constante debido a diversas fallas que PDVSA no ha logrado resolver, ni siquiera con la asesoría de técnicos iraníes.


"Las plantas funcionan 15 días y se paran dos meses. Con el diésel es igual", denuncia Freites.


El dirigente sindical sostiene que sea mucha o poca la gasolina que se genere en las plantas de refinación de Venezuela, de forma constante la mitad es enviada a Cuba.


La tercera semana de agosto, según Freites, partió de Venezuela a Cuba el buque Vilma con 300.000 barriles de gasolina y diésel. "Estamos muy por debajo de la producción y del consumo, pero hay que cumplir, se van buques cargados para la isla de Cuba."


El buque Vilma fue abanderado por Cuba el pasado mes de julio. Antiguamente llamado Nestos, al tanquero se le rebautizó en honor de Vilma Espín (1930-2007), dirigente política del castrismo y difunta esposa de Raúl Castro.


Aunque la decisión política del chavismo es seguir enviando crudo y combustible a Cuba, pese a la escasez generalizada que se vive dentro de Venezuela, las cifras siguen estando por debajo de lo pactado entre los dos regímenes.


Tal como reseñó DIARIO DE CUBA, en este mes de agosto Venezuela no cumplió con las cuotas acordadas con La Habana. De acuerdo con documentos de la compañía y datos de rastreo de tanqueros divulgados por Reuters, la Isla recibió en el mes recién finalizado cerca de 40.000 barriles diarios (bpd) de crudo y productos residuales para generación eléctrica.


El Convenio Integral de Cooperación entre Caracas y La Habana, firmado por Fidel Castro y Hugo Chávez en 2000, establece una cifra de hasta 53.000 bpd, a cambio de asesoría técnica y profesional de Cuba en diversos ámbitos, principalmente en medicina y deportes.
 


Comments

No comments yet!


Comment